Producto homeopático en Ciudad de Buenos Aires

Divisor

Alteraciones microscópicas

Los numerosos casos tratados mostraron una respuesta clínica positiva en mayor o menor grado, de manera cuali-cuantitativa con respecto al pronóstico esperable por su patología.

Los tumores que mayor respuesta muestran ante esta terapéutica son de acuerdo a lo pensado, los de mayor grado de indiferenciación, siendo estos los que por sus características antigénicas y por su mayor grado de distanciamiento con los genotipos y caracteres antigénicos de las células normales, tienen más probabilidad de despertar una respuesta inmune eficiente tras el estímulo de Hansi.

Los estudios histológicos efectuados se correlacionan con las respuestas clínicas observadas, así también con las pruebas de laboratorio tanto in vitro como in vivo.

Los estudios microscópicos mostraron la casi delimitación de las áreas tumorales por estructuras conectivo-vasculares a modo de cápsula fibrosa en la que se destaca la gran cantidad de vasos de neo-formación. Estos neovasos parecen tener diversas morfologías de acuerdo a su proximidad al tumor y a su etapa de evolución cronológica, siendo en principio de gruesa pared endotelial con infiltrados linfocitarios de núcleos convolutos que en ocasiones se observan atravesando las paredes vasculares, recordando este conjunto funcional al de las vénulas poscapilares de origen "T" que se encuentran en los ganglios linfáticos.

Estos vasos aparentemente evolucionan hacia la hialinización y el adelgazamiento, rodeándose en fases posteriores de tejido conectivo denso y resultando una especie de red vascular interconectada, que se repite llamativamente en las distintas piezas estudiadas. En todos los casos, en las adyacencias de los vasos y áreas peri e intratumorales se observaron, mediante la técnica de Giemsa, la presencia de numerosos mastocitos (elementos que fueros considerados como de buen pronóstico en trabajos realizados con el carcinoma mamario). Otra característica para destacar la constituye la barrera leucocitaria que aparece en la zona de contacto con el tumor, es allí donde se desarrollan en mayor cantidad los fenómenos inmunes activos, ratificado esto por la gran concentración de macrófagos y linfocitos T presentes.

Antes de continuar con las descripciones histológicas debemos hacer un paréntesis para citar un antecedente interesante sobre los cambios morfológicos observados en estos casos. En el trabajo de Rey y colaboradores, en el año 1982, se estudia la respuesta a la terapia de inmunoabsorción extracorpórea del plasma, conteniendo la proteína A de estafilococo aureus no viable en un paciente con metástasis por un adenoma de colon. Este investigador demostró, por medio de biopsias seriadas mensuales de una masa umbilical metastásica, la presencia en el área peritumoral de neovascularización con infiltrado polimorfonuclear, eosinófilo y plasmocelular en el primer mes, luego apareció hialinización progresivo del estroma con formación de vasos de epitelio aplanado, como los observados con Hansi y viraje del infiltrado con mayor cantidad de elementos celulares mononucleares y áreas focales plasmocitarias.

La diferencia entre este trabajo y el realizado con Hansi radica en la cantidad y extensión de la necrosis apreciable que resulta claramente mayor que la observada por Rey y colaboradores. Otra diferencia constituye la ausencia de eosinofília en todos los casos y la presencia de mastocitos o células cebadas, que como ya mencionamos se asocian a mejor pronóstico en tumores de mama.

Los ensayos de inmunohistoquímica efectuados permitieron demostrar la presencia abrumadora de macrófagos en las márgenes tumorales y asociados a estructuras neovasculares y a sectores intratumorales. Fueron también numerosos los linfocitos T peritumorales y perivasculares, pero resultó menor el número de linfocitos B, los que fueron hallados predominantemente en las áreas perivasculares.

Es importante a este nivel el accionar de algunas interleuquinas como el TNF (tumor necrotic factor), quien además de promover la reproducción de macrófagos y su posterior secreción de más TNF, intercalaría con células endoteliales produciendo la expresión de estructuras de adhesión de membranas llamadas ELAM-1 e ICAM-1 (endotellial cell leukocite adhesión molecule 1 e intercellular adhesión molecule 1, respectivamente), las que favorecen de manera selectiva la marginación de los linfocitos T en las paredes vasculares y su posterior pasaje de la pared hacia los tejidos. Por su parte, estos linfocitos T además de sus acciones citotóxicas, favorecen la aparición y diferenciación de mastocitos a través de la I13, estos mastocitos activados a su vez, desinhiben por contacto a los fibroblastos favoreciendo los fenómenos de colagenosis y fibrosis (todo esto ha sido demostrado en cultivo de tejidos).

La presencia de macrófagos en las márgenes del tumor es otro punto de contraste a los estudios realizados anteriormente, ya que no han sido descriptas por otros autores dedicados al tema, por el contrario, Norazmi y colaboradores en 1989 con estudios de video-imágenes computarizadas hallaron que los tejidos normales poseían un número significativamente mayor de células mononucleares (linfocitos y macrófagos) que los tejidos tumorales de pacientes con carcinoma de colon.

Los datos son coincidentes con los de Csiba y col. en 1983 y Row y colab. en 1984 para tejidos de carcinoma mamario. Con respecto a los macrófagos Montovani y Evans sostuvieron en 1985, que siendo de por sí activos contra los tumores, su disminución habitual en las áreas peritumorales podría ser responsable de la reducida respuesta antitumoral del huésped.

En síntesis del estudio de los elementos celulares presentes, se evidencia un fenómeno inmune activo, bien estructurado y desarrollado, siendo principalmente más destacada la participación de los linfocitos T asociados adecuadamente con otras células, por medio de las citoquínas, evidenciándose un alto poder necrotizante. Todo esto se contrapone a lo que se observa en la reacción peritumoral en los casos no tratados con Hansi, en los que tampoco se encontró la hiperactividad celular descripta, sino numerosos elementos linfoides, ineficaces para destruir un tumor.

Como usted puede observar, los estudios científicos y serios avalan los excelentes resultados del uso de Hansi para el tratamiento de cáncer. En Instituto de Medicina Integral Juan J. Hirschmann lo invitamos a probar nuestro producto homeopático, quedará satisfecho.