Tratamiento del dolor en Ciudad de Buenos Aires

Divisor

Medicina paliativa

Recipiente homeopático
Instituto de Medicina Integral Juan J. Hirschmann lentes sobre test visual
Té de hierbas junto a mortero
Los avances en la medicina han logrado que la humanidad viva más años, esto ha llevado al incremento de pacientes que poseen enfermedades crónicas (aunque estas sean incurables) y al aumento del envejecimiento poblacional, aspectos donde adquiere particular relevancia la intervención de una especialidad llamada Medicina Paliativa, que desde 1987 es reconocida como tal en el Reino Unido.

En la actualidad, los enfermos oncológicos tienen mayores posibilidades de curar y en muchos otros, en los que la cura de su dolencia no es posible, el período de supervivencia puede alargarse, brindándoles la medicina paliativa los cuidados pertinentes para lograr una mejor calidad de vida.

Ocho de cada diez enfermos con cáncer avanzado presentan dolor de intensidad severa, sin tratamiento específico. Otros síntomas asociados como la ansiedad y la depresión, así como la debilidad y caquexia, agravan aún más el deterioro del bienestar.

Los datos referidos alcanzan magnitud similar cuando los analizamos para otras patologías como el SIDA y otras enfermedades progresivas (artropatías, enfermedades neurológicas, musculares, etc.).

La OMS (Organización Mundial de la Salud), define a los cuidados paliativos como: “la asistencia activa e integral del paciente y su familia por un equipo interdisciplinario, cuando la enfermedad del paciente no responde al tratamiento curativo o simultáneo a este”.

Los cuidados paliativos consisten en la atención activa, global e integral de las personas y sus familias que padecen una enfermedad avanzada, progresiva e incurable, con síntomas múltiples, intensos y cambiantes, que provocan gran impacto emocional en el enfermo, la familia, el entorno afectivo o en el propio equipo; y con pronóstico de vida limitado.

Sus objetivos básicos consisten en el control del dolor y los demás síntomas de la enfermedad, el apoyo emocional al enfermo y a su familia, su bienestar y calidad de vida.

En Instituto de Medicina Integral Juan J. Hirschmann realizamos un excelente tratamiento del dolor ya que contamos con personal altamente capacitado y conocemos en plenitud la importancia de esta actividad.

Confíe en nuestra experiencia.

Estamos a su servicio.